Brian Eno e Isaac Asimov: cómo amigarse con nuestra creatividad

Poner en funcionamiento la creatividad para dar forma a una pintura, una escultura o a novela puede resultar uno de los ejercicios más placenteros y gratificantes que puede experimentar el ser humano.

Munidos de colores, pinceles, palabras y un sinfín de materiales, nos embarcamos en una aventura en la que como niños nos olvidamos del mundo para meternos de lleno en la exploración de cientos de miles de posibilidades de expresión.

Crear, como preparar un una comida exquisita, requiere de toda nuestra atención y conocimientos para lograr una obra que permita saborear, en la totalidad de sus matices, la diversidad y calidad de que están hechas nuestras ideas.

Sin embargo, por placentero y gratificante que sea la aventura, no siempre resulta fácil y muchas veces, aunque las ganas de crear y el entusiasmo estén ahí, a flor de piel, la propia efervecencia de nuestras ideas o incluso la imposibilidad de entenderlas y trasmitirlas al papel o al lienzo, terminan por convertir el proceso creativo en un esfuerzo demensial y frustrante.

¿Quién no se sintió alguna vez presa del pánico frente a la hoja el blanco y se preguntó por quincuagésima vez, ¡qué estoy haciendo!?

Nadie escapa a la sensación de sentirse un poco impostor a la hora de crear y si hay algo que puede ayudar para tranquilizar al menos un poco la mente en esos momentos en que no sabemos qué hacer o por dónde empezar es saber que incluso el más reconocido de los escritores o el más admirado de nuestros artistas, también se dio de vez en cuando la cabeza con la pared tratando de escaparle al terror de no saber qué estaba haciendo.

Como esribió Isaac Asimov en su ensayo acerca de la creatividad “La historia del pensamiento humano indicaría que existe una dificultad para concebir una idea incluso cuando todos los elementos están sobre la mesa.”

Crear, dar forma a nuestras ideas, transcribirlas de manera coherente y hacer de ella un producto del que estemos orgullosos o al menos contentos, no es fácil y requiere de cierta valentía a la hora de conectar los puntos y encontrar asociaciones y posibilidades allí donde otros han pasado de largo.

Asimov continúa:

“Una nueva idea sólo parece ser razonable tiempo después de haber sido formulada. Normalmente, parece ilógica al comienzo. Parece el colmo de la insensatez suponer que la Tierra era redonda en vez de plana, o que se movía ella en vez del Sol, o que los objetos, cuando se mueven, requieren la aplicación de una fuerza para poder frenar en vez de necesitarla para continuar en movimiento, etcétera. Una persona que esté dispuesta a volar frente a la razón, la autoridad y el sentido común, tiene que ser una persona considerablemente segura de sí misma. Como esto rara vez sucede, debe parecerle excéntrica (al menos en ese aspecto) al resto de nosotros. Una persona excéntrica en un aspecto a menudo es excéntrica en otros. Por consiguiente, la persona más propensa a tener nuevas ideas es una que cuente con una buena experiencia en el campo de interés y cuyos hábitos no sean convencionales (ser extravagante no es condición suficiente por sí sola).”

Valentía y falta de preocupasión frente a la idea de ir por la vida pareciendo un excéntrico parecieran ser dos prerequisitos fundamentales para quitar de encima el peso que la rigurosidad de querer hacer algo bien nos imbuye encima.

Por lo demás, cuando aquejan esos momentos en que la mente parece hundirse en un océano de confusión, cierto grado de disciplina y el desarrollo de un método personal que podamos desempolvar cada vez que estas situaciones nos acusian puede resultar efectivo.

El músico y productor británico Brian Eno, referente fundamental del ambient y de la fusión entre música y pintura, creó un método particular junto a su amigo también artista, Peter Schmitdt, llamado Oblique Strategies mediante el cual diseñaron un maso de cartas en las que inscribieron diferentes llamados a la acción para esos momentos en que el pánico paraliza y no sabemos cómo seguir.

Con frases como “Honrá tu error como una intención escondida”, “dalo vuelta por completo” o “no te asustes de los clichés”, Eno y Schmidth desarrollaron una técnica útil para salir del estado de ansiedad que genera ese no saber -qué hacer- ya sea se trate de componer música, escribir un libro o diseñar un boceto.

La idea, en definitiva, propone sacarnos de ese estado de incertidumbre y preguntarnos a nosotros mismos ¿cómo podés hacer esto de otra manera? o ¿te pusiste a pensar que existe esta otra alternativa para lo que querés hacer?

Si entraste en pánico, tendés a adoptar un enfoque frontal, tradicional porque parece ser el que va a producir los mejores resultados. Por supuesto, a menudo ese no es el caso, es simplemente el más obvio y, aparentemente – el método más confiable. La función de las Oblique Strategies era, inicialmente, servir como una serie de indicaciones que dijeran: “No olvides que podés adoptar * esta * actitud” o “No olvides que puedes adoptar * esta otra * actitud”.

Tomar una actitud flexible y tener la mente abierta frente al trabajo que intentamos desarrollar tal vez sea la opción más beneficiosa a la hora de enfrentarnos a los gajes del oficio.

El saber que existe no una, sino múltiples alternativas de abordar un mismo trabajo abre un abanico de posibilidades y herramientas infinitas que pueden ayudarnos a encarar mejor y sin pánico nuestras obras. Lo ideal será descubrír qué métodos y estrategias se ajustan mejor a nuestra menera de pensar y desarrollar.


Si te gusta lo que hacemos podes colaborar mediante ESTE LINK (Paypal) o ESTE LINK (Mercado Pago) para ayudarnos a crear más contenido de calidad. Muchas gracias 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: