Marginalia: ¿Por qué subrayamos y anotamos nuestros libros?

Desde que tengo memoria leo acompañada de un lápiz. A veces, si el libro no es mío, hago pequeñas marquitas y capturo con mi teléfono fotos de párrafos enteros o frases. Cuando el libro es mío, me lanzo de lleno a resaltar y remarcar todo fragmento que me resulte atractivo o interesante para usarlo posteriormente o simplemente para recordarme de alguna idea que creo que debo poner en práctica.

Subrayar, resaltar, garabatear e incluso anotar libros es una práctica que tiene tantos años como el papel mismo, sim embargo, mientras que para algunos estra práctica es tan común como fundamental, para otros, constituye una especie de heregía o algo así como el peor pecado que podemos cometer tanto frente al libro en sí, como frente a su autor.

Pero, guste o no a los detractores de esta práctica, subrayar libros es en sí mismo casi un arte: una manera de convertir el proceso de leer en una especie de entendimiento compartido, una conversación con el autor y con el texto mediante el cual vamos construyendo conocimiento a medida que rebatimos hipótesis, resaltamos conceptos que nos parecen importantes o incluso aportamos ideas que se activan en nuestra mente en el proceso y que provienen de los miles de textos, ensayos o material audiovisual que vimos antes y con las que ese libro en cuesrtión guarda algún tipo de relación hipertextual.

Subrayar o anotar un libro se convierte en cierta forma en una manera de agregarle una capa extra de significado al texto transformándolo en una nueva obra en la que se cruzan tanto las ideas del autor y sus referencias como nuestros pensamientos, experiencias y opiniones acerca del tema en cuestión.

La obra pasa de ser un texto cerrado y acabado para convertirse en una superficie abierta sobre la que volcamos pensamientos que lejos de estar quietos sobre el papel se excrutan unos a otros e interpelan a nuevos lectores a dar su opinión y aportar su mirada y sus inquietudes. El texto, casi como una criatura mitológica toma nuevas formas y vida propia.

Como en el famoso cuento de Borges, El Jardín de los senderos que se bifurcan, los pensamientos que desparramamos sobre el papel y las frases que subrayamos abren nuevos caminos de interpretación dentro de este juego hipertextual en el que que el garabato y el rayón son tan importantes como cada una de las palabras de la obra original ya que surgen como resultado de una interacción suscitada por la obra en el lector, que bajo esta nueva perspectiva deja de ser un expectador pasivo dirigido por la obra como si ésta fuera una institución que alberga todas las verdades absolutas y se convierte en un jugador tan activo como el autor, capaz de resignificar y crear nuevos espacios de conocimiento.

Resaltar, subrayar, anotar, aleja así a la lectura del mito de la práctica en solitario y la reconvierte en una actividad que se hace en compañía de las diversas voces que intervienen en el libro terminado, la de su autor, la del prologista, la del traductor, y la mezcla con nuestra la nuestra propia y con aquellas que cargamos con nosotros producto de otros procesos de lectura.

A veces subrayamos porque ciertos tópicos o pensamientos nos resultan interesante, otras veces lo hacemos para capturar en papel frases que de alguna forma que no comprendemos cómo representa aquello que sentimos o pensamos respecto a un tema determinado.

Otras veces capturamos entre llaves de tinta aquellas fragmentos que dan significado a todo eso que sentimos de manera confusa y no logramos articular con nuestras propias palabras.


Si te gusta lo que hacemos podes colaborar mediante ESTE LINK (Paypal) o ESTE LINK (Mercado Pago) para ayudarnos a crear más contenido de calidad. Muchas gracias 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: